La historia de un Bistrot

El sueño de tener mi restaurante, estaba muy cerca…

Después de vivir y trabajar en diferentes ciudades del mundo, conocer sus culturas y tradiciones. Mi pasión por la cocina y el deseo de crear un proyecto propio en lugar donde nací donde concentrar la experiencia de vida, fue el comienzo de LÂL bistrot.

LÂL, es el nombre de mi preciosa ahijada.
LÂL, es un palabra en turco que significa burdeos, el color del vino tinto.
LÂL, abrió sus puertas en octubre de 2010.

LÂL, es una fórmula creativa, generosa, colorista y defensora a ultranza de los ingredientes de primera calidad, frescos y de temporada.

Un restaurante donde lo fundamental es el producto, un buen servicio, relajación y rapidez, y una calidez propia del espíritu del bistrot: cerca pero a distancia.

LÂL, ofrece un aspecto intimista con una decoración muy parisina, tan ecléctica como llena de detalles, con unas luces y sombras que lo hacen aún más atractivo, envuelve al comensal haciéndole sentir como invitado en la casa de un amigo, que es un anfitrión natural para el que los detalles cuentan y mucho.